lunes, 26 septiembre 2016
20:11
h. Última Actualización

280 barrios de Machala bajo el agua

Diez horas de lluvia inundaron el 90 % de la ciudad. Hay otros 3 cantones afectados

27 feb 2016 / 01:54

Diez horas de un torrencial aguacero dejaron bajo el agua a Machala con sus 280 barrios en la zona urbano-marginal.

La fuerte precipitación caotizó los servicios y afectó al 90 % de su población, estimada sobre los 400 mil habitantes, que enfrentaron serias dificultades de abastecimiento y movilización por la acumulación de aguas lluvias, que en sus áreas más firmes y elevadas alcanzaron niveles de hasta un metro.

El fenómeno natural, que comenzó a las 22:30 del jueves y cesó a las 07:30 de ayer, afectó, aparte de asentamientos de bajo y mediano nivel, vastas zonas residenciales de la urbe.

La furia de la naturaleza fue la prueba de fuego para medir las deficiencias del sistema de alcantarillado y evacuación de aguas lluvias, que se mezclaron con las servidas. La comunidad, aparte de encarar dificultades internas en sus hogares que resultaron inundados, tuvo que recurrir a botes improvisados para salir de las zonas críticas en la mañana hacia sus lugares de trabajo.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE), presidido por el gobernador de El Oro, Carlos Zambrano Landín, trabajó a través de sus organismos integrados durante toda la noche y madrugada de ayer atendiendo emergencias.

Basado en informes del ECU-911, el COE precisó que las áreas con mayor acumulación de agua en sus viviendas fueron El Pampón, en Puerto Bolívar; Las Brisas, San Patricio, ciudadela Oro Verde, Ciudad Verde, Nuevo Pilo, Venecia, Florida 4 y Los Vergeles.

Rosa Torres, una de las personas afectadas del barrio Pilo, dijo que pensó que el aguacero iba a pasar enseguida, pero cuando se percató de que el agua le estaba llegando hasta las rodillas ya era tarde: no pudo salvar la computadora de sus hijas, la refrigeradora ni otros bienes, por lo que solicita ayuda a las autoridades. Ella debió dejar su domicilio e ir a la casa de un familiar, hasta que el agua baje.

Al norte de la ciudad, por donde cruza el canal El Macho, el riesgo de deslizamientos de viviendas era creciente.

Mientras, en Puerto Bolívar, parroquia urbana de 45 mil habitantes asentados en 52 barriadas, el mar se unió con la lluvia formando un gigantesco espejo de agua que cubrió íntegramente su malecón y se extendió a importantes sectores al pie del estero Huaylá, brazo de mar que en una longitud de 5,5 kilómetros une a esa parroquia con la capital provincial.

Sin embargo, Machala no fue la única perjudicada, pues la fuerte lluvia del jueves afectó a tres cantones más: Huaquillas, Santa Rosa y Pasaje.

En Huaquillas, más de 15 barrios resultaron inundados, por lo que su alcalde, Ronald Farfán, solicitó ayuda a los cantones vecinos, debido a que cuenta con poca maquinaria para el desalojo del agua.

A LA CARTA