miércoles, 18 enero 2017
18:23
h. Última Actualización

Aún hay 72 familias albergadas en Tonsupa

Hay 61 familias en refugios. El MIES ha asignado $ 844.000

30 dic 2016 / 00:00

Todo empieza a regresar a la normalidad en Esmeraldas. Al menos así lo cree la ministra de Inclusión Económica, Lídice Larrea. El 19 de diciembre, la provincia, especialmente en Atacames y Tonsupa, fue afectada por un temblor de 5,7 grados.

En el primer balance de la Gobernación, se habló de 700 personas damnificadas. De ellas, 112 familias (unas 500 personas) fueron atendidas en el albergue que se instaló en la cancha de Pueblo Nuevo, en la parroquia de Tonsupa.

“Ahora quedan 72 familias, unas 359 personas, en el albergue. Se les atiende con alimentación, agua y todos los servicios”, dijo la funcionaria.

Según ella, la mayoría quiere regresar a sus domicilios o estar cerca del lugar donde vivían. Por eso se han entregado 200 carpas para la gente que se ha ubicado junto a sus viviendas. Primero se confirmó que no había ningún riesgo.

El Gobierno además ha entregado 300 lonas a los ciudadanos que han preferido hacer refugios en sitios seguros, por el temor a nuevas réplicas fuertes. Hay 61 familias refugiadas.

Larrea contó a EXPRESO que el monto asignado por el ministerio para atender la emergencia en Esmeraldas es de 844.000 dólares. El dinero se destina exclusivamente a la compra de alimentos y agua.

Al momento se cumple una evaluación a los damnificados para iniciar la entrega de los bonos de arrendamiento y de acogida (150 dólares) y de alimentación (100 dólares).

Según Larrea, la meta es que en mayo de 2017, no haya nadie en los albergues. 

A LA CARTA