miércoles, 18 enero 2017
00:53
h. Última Actualización

Cuenta atrás en el caso Odebrecht

La Justicia brasileña hará públicos los nombres relacionados con Ecuador desde el 20 de enero

28 dic 2016 / 00:00

Cuestión de tiempo. La lista de los amigos secretos de Marcelo Odebrecht, como la oposición bautizó a los nombres de los sobornados por la compañía brasileña en Ecuador y otros 11 países, encuentra vías para hacerse pública.

La más clara a estas alturas: Brasil, donde la Justicia de ese país podrá levantar el velo sobre la información a partir del 20 de enero de 2017.

El impacto de esas revelaciones, parte de una avalancha de delaciones que cerraron esta semana 77 representantes de la compañía en el exterior, amenaza con volcar la recta final de la campaña presidencial en el país al debate sobre la corrupción que, hasta hace dos semanas, ocupaba el segundo lugar en el interés ciudadano.

De momento, la Fiscalía brasileña ha concluido con los interrogatorios masivos a los representantes de Odebrecht, volcados a la delación premiada para rebajar sus penas. Pero la información debe mantenerse con carácter de reservada hasta que esta sea remitida a las cortes de ese país. La Fiscalía anunció ayer que ya se encuentra en proceso para la entrega de los datos.

La Justicia brasileña, en receso hasta el 20 de enero, tendrá luz verde entonces para levantar el velo y volver pública una información que incluye nombres, esquemas y una contabilidad paralela del departamento de sobornos de la compañía, según ha informado la prensa de ese país, citando fuentes judiciales.

Esta información se presenta entonces como un plan ‘b’ a la investigación liderada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos que, según declaraciones del embajador de Ecuador en Washington, Francisco Borja, ha prometido la entrega completa de los nombres involucrados cuando se complete la investigación en Nueva York.

La Fiscalía General del Ecuador ha solicitado formalmente información a Brasil, Estados Unidos y Suiza. Pero la información por canales regulares podría no tener datos concretos antes de las elecciones.

El caso Odebrecht se ha convertido en carrera de velocidad donde el oficialismo y la oposición pugnan por hacerse primero con los nombres. Ya hay una cuenta atrás.

A LA CARTA