domingo, 19 febrero 2017
08:32
h. Última Actualización

El oficialismo se abraza a una ‘nueva conspiración’

La cúpula verdeflex atribuye las revelaciones de Capaya a un “complot”. Correa acusa a la prensa, a los Isaías y a la oposición.

04 feb 2017 / 00:00

A los puños. El presidente Rafael Correa ha preferido el ataque en lugar de la defensa ante una entrevista no publicada con Carlos Pareja Yannuzzelli, su exministro de Hidrocarburos, hoy prófugo.

Su reacción pública, por cuanta vía de difusión se encuentra a las manos de Carondelet, no contuvo la efervescencia: se dejó ver en un discurso durante la visita al Ministerio del Deporte, por la mañana; en su hiperactiva cuenta de Twitter con 13 mensajes en seguidilla, al mediodía; se anunció una cadena en radio y televisión aunque al cierre de esta edición no se había pasado.

Todo el aparataje comunicacional ha salido al paso ayer a los denominados Capayaleaks, en alusión a las revelaciones que Pareja Yannuzzelli ha decidido hacer públicas vía Internet desde ayer por la noche.

El presidente Correa, cuyo mensaje a la nación tenía previsto coincidir a las 19:00 con la publicación de los vídeos de Pareja Yannuzzelli, ha salido al paso para calificar a los sucesos con un ya conocido tono conspirativo: “No tienen ninguna prueba. Todo es un show. Porque es verdad: nos la tenían preparada para hacernos perder una elección”.

No han llegado respuestas sobre las acusaciones que Pareja Yannuzzelli ha decidido publicar con ventilador sobre altos representantes de Gobierno, con énfasis especial en el vicepresidente y aspirante a la reelección, Jorge Glas, a quien identifica en la cúpula de la pirámide petrolera.

Pero sí contraataques. Esta vez, como otras, el oficialismo atribuye la responsabilidad plena de la confesión a la familia de exbanqueros Isaías. El presidente asegura que el pasado 11 de enero, en Miami, su exministro de Hidrocarburos y los exbanqueros ecuatorianos se reunieron en una mansión de esa ciudad. No apunta más detalles. Pero acusa a Pareja Yannuzzelli, además de “psicópata” y “delincuente”, de ser “empleado de los Isaías”.

La acusación ha sido retada por uno de los aludidos. Roberto Isaías, a través de un comunicado de prensa, ha emplazado al presidente “a probar sus falsedades”. No ha recibido respuesta pública.

En esta ‘nueva conspiración’, donde el presidente apunta a la prensa independiente y a la “derecha” ecuatoriana, el oficialismo denuncia un supuesto intento de boicotear la campaña.

Lo hace en fila. Poco después de Correa, su número dos y aludido número uno, Jorge Glas, calificó las revelaciones como “una farsa para ensuciar la campaña, con falsas acusaciones que no pasan de generalidades sin sustento”. Y, siguiendo el guion, cargó contra la prensa por “crear un marco para convertirlo en perseguido político, garantizar su asilo” en Estados Unidos.

Al cierre de esta edición, la cúpula política del oficialismo afinaba las primeras declaraciones públicas sobre las afirmaciones del enemigo público número uno, que a dos semanas del cierre de campaña amenazan con tomarse la recta final de la carrera electoral.

Binomio de Moreno

“Es una campaña sucia en mi contra”

Jorge Glas, vicepresidente de la República y binomio del candidato por Alianza PAIS, dijo en una improvisada rueda de prensa que la campaña electoral ha caído bajo. Justo ahora, cuando Lenín Moreno habla de adecentar la política, aseguró. Subrayó que es una campaña sucia y “se da crédito a un ladrón confeso como Carlos Pareja Yannuzzelli”. “Él quiere ver si le conceden algún asilo y pacta con nuestros enemigos políticos y del Ecuador”, explicó. Los Isaías, dijo, “son responsables del atraco bancario que tanto afectó a todos los ecuatorianos”. Glas argumentó que “están desesperados por las encuestas y tratan de poner sombra sobre mi gestión”. “Soy el hombre más auditado del país y no han encontrado nada”, recordó.

El presidente reveló la mañana de ayer que mientras su exministro de Hidrocarburos Carlos Pareja Yannuzzelli se encontraba en la clandestinidad, ambos se enredaron en un intercambio epistolar por correo electrónico:

Carlos Pareja Yannuzzelli

16 de octubre de 2016

“Te pido por favor que leas la carta que adjunto. Con mucha pena y vergüenza te pido clemencia para mí y mi familia... Te pido que le digas a Alexis que no descargue su ira sobre mí. Créeme que lo que me está pasando es demasiado para un ser humano. Si supieras los que sí se han beneficiado con la refinería y están disfrutando, te impactaría demasiado. Eso me lo llevaré a la tumba”.

Rafael Correa

16 de octubre de 2016

“Nos has clavado un puñal a todos... Dios te ayude”.

Pareja Yannuzzelli

11 de diciembre de 2016

“Creo Presidente, y te lo digo con todo el cariño y respeto de siempre, que ha habido una persecución jamás vista contra mí y mi familia”.

Rafael Correa

16 de octubre de 2016

“¿De qué hablas? Todo lo que ha sucedido es culpa tuya. Y yo no puedo controlar ahora que todo el mundo quiere aparecer como adalid de la Justicia, que se haya desatado una cacería de brujas, y que probablemente se esté involucrando gente inocente... Nos has hecho quedar como corruptos a todos”.

A LA CARTA