martes, 06 diciembre 2016
14:17
h. Última Actualización

El 12 % de los inmuebles que afectó el sismo fue demolido

Otras 190 presentaron problemas de mampostería, que ya fueron resueltos por sus dueños. El Municipio evalúa el escenario tras seis meses del sismo

18 oct 2016 / 00:02

Será difícil borrar de la memoria de los ecuatorianos la noche del 16 de abril del 2016, cuando un terremoto de magnitud 7,8 grados cambió la vida de cientos de personas. Han pasado seis meses y aún se sienten las secuelas y se aprecian en las calles.

En Guayaquil hubo un total de 250 edificaciones que presentaron problemas estructurales luego del sismo, de las cuales 50 fueron descritas como “casos críticos”, recuerda el director de Justicia y Vigilancia del Cabildo, Xavier Narváez.

De esos 50 bienes se demolieron 30, es decir, el 12 % del total de inmuebles afectados. Los otros 20 se sometieron a reforzamientos. Todos cumplieron, menos uno, el edificio Fénix, ubicado en las calles Pedro Carbo y Aguirre, donde funcionaba la Fiscalía del Guayas, que presentó un hundimiento en uno de sus pilares.

Este edificio cumplió con un primer estudio para evaluarse, pero no hizo más; ahora está deshabitado y así seguirá, afirma Narváez, pues es responsabilidad de los dueños, que tienen que elegir entre tumbarlo o arreglarlo. “Seguirá sin ocuparse hasta que decidan hacer algo”, resaltó el funcionario.

Pero ahora, los terrenos de edificios demolidos presentan inconvenientes. En las calles Los Ríos y Hurtado existe un caso. Esta propiedad está llena de restos de material de construcción, producto de la demolición de uno de sus pisos.

El lugar se ha convertido en una amenaza para los ciudadanos del sector, pues se utiliza como baño público, botadero de basura, residencia de indigentes y guarida de delincuentes, reclaman moradores.

Ramón Párraga, trabajador de un local del sector, indicó que el Municipio limpió el lugar, pero el aseo solo duró unos días. Ahora, los malos olores que emana la casa provocan que las personas ya no quieran pasar por allí y las ventas bajen.

Otro caso parecido es el de Antepara y 10 de Agosto, que fue tumbado hace 15 días.

En otros casos, los pilares y paredes de edificios muestran la huella de las reparaciones.

A LA CARTA