miércoles, 27 julio 2016
15:00
h. Última Actualización

Guillermo Albán González, un PhD a los 90 años

En la sustentación de su tesis en lingüística obtuvo la calificación de Cum Laude - Es director del Centro de Escritura en la Universidad Espíritu Santo

14 ene 2016 / 00:04

Cuando el guayaquileño Guillermo Albán González obtuvo, hace diez años, su maestría en Enseñanza del Idioma Inglés en la Universidad de Jaén, en Andalucía (España), pensó que su aprendizaje no debía quedar allí. Por eso decidió continuar sus estudios para lograr el PhD en Lingüística en el mismo centro de estudio y bajo el mismo sistema de aprendizaje. Hoy, a sus 90 años, (en febrero cumplirá 91), Albán ve cumplido su sueño, pues no solo que obtuvo el doctorado, sino que además alcanzó la calificación de Cum Laude, que significa sobresaliente. Su tesis titulada ‘Problemas en el contexto de la adquisición de un segundo idioma’, escrita totalmente en inglés, fue sustentada de forma virtual, vía Skype, el 17 de diciembre pasado, ante un jurado integrado por tres doctores en Filosofía Inglesa, a quienes demostró que la inquietud y el interés por el conocimiento no envejecen con la edad. El punto de concentración para la sustentación fue la Universidad Espíritu Santo (UEES), donde ocupa el cargo de director del Writing Centro, departamento que pertenece al Centro de Investigaciones, donde se producen nuevos conocimientos mediante la investigación. Allí, él se encarga de revisar papers (artículos científicos) que escriben estudiantes y profesores, tanto en inglés como en español, previo a la publicación. También dicta clases de inglés a los docentes. El tiempo previsto para la sustentación de su tesis era de dos horas. No obstante, una hora después de haber iniciado su presentación, el jurado lo interrumpió para deliberar sobre la calificación. “Estaba preocupado porque pensé que mi trabajo no había gustado, pero mi sorpresa fue tan grande cuando me dijeron que por unanimidad me otorgaban la más alta calificación que era sobresaliente”, cuenta con satisfacción. Albán remarca en su tesis que hablar más de un idioma ayuda a retrasar la aparición de enfermedades como la demencia senil o el alzhéimer unos cinco años. Asimismo, aborda temas claves en la lingüística aplicada a la enseñanza del inglés y a la adquisición de segundas lenguas. Además, profundiza en la reducción del acento latino en hispanohablantes que son bilingües en inglés y que necesitan neutralizarlo para ocupar puestos de responsabilidad en países como EE. UU. “Me dijeron que mi trabajo gustó al jurado porque no solo se basa en temas recogidos de bibliografías, sino en los conocimientos que he adquirido en mi vida y que quedaron plasmados en mi tesis”, explicó. Obtener el doctorado le exigió cinco años de sacrificar fines de semanas, feriados y vacaciones. “Asumí el reto, a pesar de la edad, no solo porque creo que las personas deben superarse siempre, sino también porque la universidad donde trabajo está empeñada en contar con profesionales de cuarto nivel”, comenta. Cuando se le pregunta cómo es que teniendo 90 años mantiene total lucidez, él responde: “esto es un carisma divino, un don que Dios concede en forma gratuita y que no responde a mérito alguno del que lo recibe”. Vive agradecido de las autoridades de la UEES que le permiten seguir aportando con sus conocimientos y espera que ellos lo acompañen a su investidura que se realiza en Jaén en septiembre de este año.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA