martes, 06 diciembre 2016
23:31
h. Última Actualización

José Carrera: “Guayaquil ha hecho esfuerzos”

19 oct 2016 / 00:02

Estudios señalan que América Latina es una región altamente urbanizada: el 80 % de su población vive en ciudades. La CAF ha establecido parámetros que serían los ideales para mejorar la convivencia y ha incluido algunas urbes dentro del ‘Programa ciudades con futuro’.

¿A qué se refiere cuando habla de ciudades con futuro?

A aquellas que tienen a las personas en el centro de la creación y ejecución de sus planes. En esta región, entre el 25 % y 50 % de ciudadanos, viven en barriadas y favelas, en condiciones precarias. Pero eso no solo debe ser visto como un obstáculo. Es también una oportunidad y hemos encontrado que hay ciudades que trabajan en mejorar.

Según el análisis de la CAF ¿Cuáles son esas ciudades?

Tenemos dos ecuatorianas: Guayaquil y Quito. A ellas se suman Medellín, Ciudad de Panamá y Fortaleza, en Brasil. La ventaja de este programa es que permite a los alcaldes intercambiar experiencias.

En el caso de Guayaquil ¿Qué encontraron para incluirla en este grupo?

Es indudable que Guayaquil ha hecho esfuerzos para generar espacios públicos, especialmente, en zonas densamente pobladas. Hay mejoras sustanciales en la entrega de servicios básicos como el agua y los trabajos de saneamiento del estero Salado se toman como ejemplo en otros países.

Pero se dice que todavía hay inequidades.

América Latina es la región más desigual e inequitativa del mundo. La cara más visible de esto es la exclusión social a bienes como el agua, salud, transporte, educación. Ahí deben trabajar las ciudades. Especialmente por los jóvenes.

¿Qué tan gravitantes son los jóvenes en la región?

Se estima que entre 2025 y 2030 la cantidad de jóvenes y adultos en capacidad de trabajar superará a la de niños y ancianos. Ese bono demográfico hay que aprovecharlo.

¿Las condiciones actuales son alentadoras para este segmento de la población?

Al momento los jóvenes son los más desempleados en la región. Existe un sector al que se denomina los ‘ninis’: ni estudian, ni trabajan. Suman 20 millones y dos tercios son mujeres, lo que debe llamarnos la atención fuertemente. Un panorama positivo solo se logrará si estas personas pueden trabajar y estar vinculadas a los sistemas de producción.

A LA CARTA