martes, 17 enero 2017
12:44
h. Última Actualización

La ruta de los viejos dioses está en el olvido

Antiguamente fue una fértil área habitada por los cholos. Se destaca la presencia de monolitos de las tribus en ceremonia

Guayas /
13 dic 2016 / 00:00

En la vía a la costa, a la altura del kilómetro 30, girando a la derecha, se ingresa a tierras que antaño fueron espacios importantes, eran sectores productivos donde destacaba la presencia de grandes ceibos de los que cosechaban su lana y los sembríos de maíz. Una prolongada sequía transformó esta área en un enorme desierto, del sector fértil y productivo no quedó casi nada.

La historia acompaña a estas tierras y nos rebela su importancia en épocas pasadas, por allí pasó el antiguo camino denominado “de los dioses Huancavilcas”(800DC al 1532 DC), caracterizado por la presencia a lo largo de los casi 75 km., de un sinnúmero de monolitos provenientes de un milenario centro ceremonial ubicado en el cerro Las Negras, lugar casi inaccesible para los no lugareños.

Siguiendo un largo recorrido por una vía en reparación ya por demasiado tiempo, según los moradores, con tramos en buen estado y otros en pésima condición, se pasa Limoncito, Juntas del Pacífico, Sube y Baja, Parroquia Julio Moreno, Sacachum y Buenos Aires, donde se conecta nuevamente con la vía a la Costa, ya en plena provincia de Santa Elena, km 89 aproximadamente.

El “Camino de los Dioses Huancavilcas”, es una antigua ruta recorrida por tribus milenarias que habitaron esa zona, perteneciente a las actuales provincias de Guayas y Santa Elena.

Una vez tomado el camino que se inicia en el km. 30, unos 19 km. se encuentra una hacienda, a partir de ahí la tierra, el polvo y los baches serán los acompañantes en el recorrido, unos kilómetros más adelante se encuentra la comuna Limoncito, perteneciente ya a la provincia de Santa Elena, donde la vía mejora, pues está pavimentada y en muy buen estado.

Según Roberto Orrala, Presidente de La Comuna Limoncito, esta es la única vía que les permite entrar o salir del poblado, realizar sus actividades agrícolas y poder sacar los productos. ”Ya se viene el invierno, con lo que se empeoraría el estado actual que ya es muy malo, pedimos mayor agilidad en la reparación”, comentó el líder comunitario.

Uno de los principales problemas que aquejan a este ancestral sector de nuestra geografía costeña, así como a las comunas aledañas, es la falta de agua potable, compran el agua a tanqueros que les venden el recipiente de 55 galones a $2. Por la falta de este servicio vital, muchas veces toman para sus sembríos el agua del canal de riego de CEDEGE, que se conecta con el lago de Chongón. (F)

A LA CARTA