domingo, 04 diciembre 2016
15:21
h. Última Actualización

Los descuidos de la Asamblea Nacional

Hay problemas en la construcción de leyes, dice la oposición. La Unidad Técnica Legislativa ‘embellece’ los proyectos

18 oct 2016 / 00:02

El error sorteó más de un filtro. Para la oposición, la aprobación del proyecto de ley de reformas a las leyes de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional sin los considerandos es una muestra de las falencias del sistema.

Los opositores aseguran que el oficialismo no aceptó públicamente la aprobación incompleta. Es más, afirman, trataron de esconderlo.

Lo ocurrido se reveló por la lectura del legislador independiente, Ramiro Aguilar. Él advirtió que no tienen tiempo de leer los textos que se incorporan a última hora para la votación final.

Ayer, la mayoría parlamentaria mocionó la reconsideración de la votación del proyecto para incluir los considerandos.

Miguel Ángel Moreta, de CREO, señaló que la reconsideración se hace en la misma sesión o en la siguiente. “En este caso está cerrada, la ley debe publicarse y reformarse”, dijo.

Pero esta no es la primera vez. La Ley Orgánica para la Promoción del Trabajo Juvenil, aprobada en marzo, también fue reconsiderada, por errores de tipeo.

Otro ejemplo: la Ley Orgánica de Comunicación, que se votó sobre la base del informe de la Comisión de Justicia y, a última hora, sobre la propuesta del asambleísta Mauro Andino.

La tarea legislativa tiene otros tropiezos: desde la construcción hasta faltas de ortografía. Las equivocaciones nacen en las iniciativas legislativas y en las comisiones, que hacen los informes para el primero y segundo debate.

Es un problema de calidad y de cantidad, según los opositores. Lo primero porque no todos los “legisladores están preparados para escribir leyes”, opinó Lourdes Tibán, de Pachakutik. Lo segundo porque las propuestas se votan en paquete, no artículo por artículo.

Luis Fernando Torres, del Partido Social Cristiano-Movimiento Cambio, explicó que la Constitución de Montecristi propició eso. Él consideró que “el oficialismo aprueba los proyectos al apuro. Cuando detectan los errores vienen las reformas”.

Quizá el ejemplo más dramático es el Código Integral Penal (COIP), aprobado en 2014. Ya tiene 18 propuestas de cambio hasta la fecha.

A LA CARTA