sábado, 24 septiembre 2016
23:15
h. Última Actualización

“Mi papel puede estar en la aproximación de un frente de unidad”

14 ene 2016 / 00:04

Siempre con un ojo en el ayer y otro en el mañana. En el discurso de Paco Moncayo nunca faltan los verbos futuros y las citas históricas. - ¿Puede dibujar al país de hoy? - Creo que la política en Ecuador ha resultado un desastre. - ¿Por qué? - Porque el ‘movimientismo’ ha fracturado toda posibilidad de emprender un proyecto nacional coherente, plural y estable. En algún momento, y creo que será pronto, deberemos modificar lo que llaman el Código de la Democracia y volver a un sistema de partidos como funcionan los países serios. - Parece que PAIS le tomó la delantera en esa reforma... - Lo que están haciendo es acomodar todo un sistema a sus intereses. Yo me refiero a una gran reforma del Estado, que debemos emprender los ecuatorianos para acabar con este sistema: autoritario, vertical, centralista e inconveniente. Yo hablo de la necesidad de reinstitucionalizar la política. Eso no lo podemos hacer ni con este Gobierno ni con esta Asamblea Nacional. - Decía usted, en 2013: “La crisis hará que el país salga de la trampa del correísmo”. ¿El tiempo le ha dado la razón? - Así es. - ¿Cuál será la opción beneficiada por esa salida? - La opción de reinstitucionalizar el país solo puede ser fruto de un gran acuerdo nacional, en el que por supuesto no va a estar gran parte de Alianza PAIS. De aquí deviene la importancia de que, como en toda crisis, los demás sectores velemos por el interés nacional, antes que por los cálculos electorales. - Sabrá usted mejor que nadie, que su nombre se impulsa dentro de ese cálculo político. ¿También usted se lo plantea? - Nadie me lo ha planteado de manera oficial. - Pero puede suceder. Hay sectores en los que ya sucede... - Bien lo dice: hay sectores. Pero creo que los seres humanos jugamos un papel en cada momento. - ¿Cuál es el suyo ahora? - Me atribuyo pensar que por esa fácil relación que tengo con sectores que muchas veces ni se hablan, mi papel puede estar en la aproximación de un frente de unidad. No sacamos nada con más candidatos. - Coincide usted con la estrategia: modelo antes que figura. ¿Qué debe fijarse en la búsqueda de ese modelo? - Lo que necesitamos es dejar atrás el verticalismo, los sistemas autoritarios y las medidas políticas para beneficio propio. Tenemos que sepultar el caudillismo. - Ese modelo, sin embargo, necesitará de un nombre propio. ¿Se le ocurre alguno? - Este es el momento de las sumas. Si tenemos una agenda común, entonces tendrá que asomar un nombre que haya sido parte de ese proceso. Pero no podemos salir a buscar otro Correa que singularice un esfuerzo plural. - ¿Existe madurez política para eso? Ya hay candidatos públicos a Carondelet. - No va a haber unanimidad. Es imposible. Todavía el país sufre de taras atávicas. Sin embargo, la enorme crisis que vive el Ecuador nos va a obligar, a todos los que creamos que es un momento crucial para sacarlo al país de esta situación, a conversar. El país va a unirse a una propuesta de unidad, en la que, conservando lo bueno, demos un giro radical. - ¿Usted también piensa que el correísmo está sepultado? - El modelo correísta está hundido, pero no creo que, electoralmente, se puede pensar que Correa lo esté. - Aclaración antes del punto final: ¿intentará llegar a Carondelet? ¿Sí? ¿No? ¿Tal vez? - Lo he expresado con mucha claridad. Primero el gran acuerdo nacional, después veamos -con encuestas- quién tiene mejores opciones. - ¿Entonces es un “ya veremos” y puntos suspensivos? - Esa es la mejor respuesta.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA