viernes, 24 febrero 2017
00:49
h. Última Actualización

Tres frentes de protesta contra el Gobierno

Los médicos advierten con nuevas medidas. Las universidades también reclaman.

12 ene 2017 / 00:00

La calle como opción. Para los colectivos sociales críticos con el Gobierno esa sigue siendo la mejor vía para expresar su malestar con decisiones oficiales. Para ellos, la del diálogo es complicada.

Por ahora hay dos protestas latentes. La Universidad Andina encabeza las manifestaciones por la autonomía universitaria y la entrega de recursos públicos. La agrupación Acción Ecológica pelea para evitar su disolución. ¿La sorpresa? Los médicos, las enfermeras y obstetras anuncian protestas en contra del Código de la Salud, que se tramita en la Asamblea Nacional.

En 2015, ellos lograron matizar las sanciones por mala práctica profesional que se fijaron en el Código Orgánico Integral Penal (COIP). Por eso, volverán a las calles.

Médicos

1. Para los profesionales y trabajadores del sector médico, el Código de la Salud, que se discute en la Comisión de la Salud, “es un proyecto regresivo que vulnera los derechos constitucionales”, dijeron los representantes del Frente Ecuatoriano por la Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos, la Plataforma por la Salud y la Vida y el Colegio de Abogados de Pichincha.

Ellos presentaron una lista de problemas. Por ejemplo, la eliminación de leyes secundarias como la atención materno infantil, el amparo al paciente y la ley de VIH, o las amenazas a la estabilidad laboral. “Con los contratos por facturación para los médicos no habrá estabilidad”, dijo Alberto Narváez, representante de la Federación de Médicos.

Pero Blanca Argüello, integrante de la comisión y coordinadora de la bancada de PAIS, respondió que son críticas políticas. “Estamos en campaña, podemos discutir el texto, los hemos invitado a la comisión pero no han venido”, dijo.

Universidades

2. Las discrepancias entre la Universidad Andina Simón Bolívar y el Gobierno llegaron a la Corte Constitucional. La institución demandó la inconstitucionalidad de las reformas a la Ley de Educación Superior que modifican el esquema de asignación de recursos. La acción tuvo el respaldo de estudiantes, maestros y trabajadores de la universidad, así como de otros centros educativos como las universidades de Guayaquil y la de Cotopaxi. “Hoy, más que nunca, hay que demostrar la unidad para reclamar y luchar por la educación superior”, dijo Mayra Espinoza, presidenta de la Asociación Femenina de la Universidad de Guayaquil.

Fernando Balseca, profesor del Área de Letras de la Andina, dice que hay preocupación. El Gobierno, dijo, está poniendo en riesgo a la institución por limitar los recursos. Para ellos es una muestra de la “persecución” contra la universidad. La Andina anuncia que seguirá en la lucha y no se someterán a la reforma.

Acción Ecológica

3. La organización corre el riesgo de ser disuelta. Ayer se cumplió la audiencia en el Ministerio del Ambiente. El proceso inició el 20 de diciembre de 2016 por pedido del Ministerio del Interior. ¿La acusación? Incentivar a la violencia y participar en eventos políticos. El Gobierno dice que no son defensores de los derechos humanos ni de la naturaleza.

La diligencia duró dos horas y media. Se presentaron las pruebas de cargo y de descargo. El coordinador del ministerio, Jaime Piedra, resolverá el caso.

Esperanza Martínez, directora del conglomerado, dijo estar confiada en que se logró desvanecer los argumentos del Ministerio del Interior. Pero no descarta que la decisión sea más política que jurídica.

Aseguró que continuarán en la lucha para preservar los derechos de los ciudadanos y de la naturaleza. Acción Ecológica llevará el caso a instancias internacionales.

A LA CARTA