martes, 06 diciembre 2016
17:17
h. Última Actualización

Con hambre de gol

La urgencia de triunfos y el desgaste de las plantillas generan más anotaciones en el campeonato

18 oct 2016 / 00:02

Los 25 goles que se marcaron en la jornada 13 de la segunda etapa del torneo ecuatoriano ha sido la más fructífera en anotaciones dentro del presente ciclo del campeonato. Solo ha sido superada en conquistas por la fecha 18 de la primera parte de la competición, cuando se consiguieron 26 dianas.

Sin embargo, si se toma en cuenta las 13 primeras fechas de ambas etapas, son 18 goles más los que se han marcado hasta la actual instancia. Pero ¿por qué se produce esta mayor productividad ofensiva?

Según los técnicos consultados por Diario EXPRESO, hay múltiples factores que influyen en un aumento de efectividad ante la red, entre ellos, la imperiosa necesidad de conseguir victorias, ya sea por ganar la etapa o por evitar el descenso, desequilibrio entre las líneas defensiva y de ataque, y también que, luego de 35 fechas que se han disputado hasta el momento, se hace evidente el cansancio en las plantillas.

Ricardo Armendáriz, exentrenador de Barcelona y Emelec, es del criterio que ya los equipos “no pueden especular”, esto luego de que los canarios ganaron la etapa inicial y a los restantes solo les queda terminar en primer lugar con la intención de ser finalistas y llegar a la Copa Libertadores.

Lo mismo pasa en los últimos lugares, donde los equipos necesitan sumar puntos para evitar bajar a la Serie B.

El ‘Bocha’ también considera que existen conjuntos que comienzan a brindar facilidades en el aspecto defensivo, debido al desgaste y a la carencia de plantel. “Por ejemplo, El Nacional era sólido atrás en la primera etapa, sin embargo, por la corta plantilla, ahora tiene problemas en defensa”.

Sobre el desgaste físico coincide su colega Alfredo Encalada, otrora seleccionador nacional, quien también considera que entran otros factores en juego, como el técnico, táctico y hasta fisiológico. El ‘Flaco’ considera importante conocer por qué los conjuntos “quedan tan expuestos y reciben goleadas”.

Por su parte, el brasileño Janio Pinto, goleador del torneo nacional en 1988 y extécnico de Independiente del Valle, cree que esta diferencia radica en “la falta de regularidad en las escuadras”, pues considera que lo idóneo es encontrar el equilibrio en todas las líneas.

Los goles, ya sea por virtudes o errores, se han hecho presentes en Ecuador en esta parte del año, cercana a la definición del nuevo campeón o los equipos que descienden.

A LA CARTA