martes, 31 mayo 2016
01:03
h. Última Actualización

El fútbol vuelve al Coloso

Pasaron 23 años desde la última vez que se jugó una programación doble en el estadio Modelo Alberto Spencer

12 mar 2016 / 05:54

Recorrer sus pasillos es reencontrarse con la historia. Fundado en 1959, el estadio Modelo Alberto Spencer vuelve a escena, como sede de la jornada doble en la que hoy River Ecuador recibirá a Independiente y Emelec a Delfín, en la séptima fecha del campeonato ecuatoriano de fútbol.

La última vez que se realizó una programación doble -de carácter oficial- en ese lugar fue el 21 de marzo de 1993, cuando en el preliminar Delfín venció 1-0 a Liga de Quito y Valdez empató a cero goles por bando con Técnico Universitario.

Las negociaciones entre la dirigencia de la Federación Deportiva del Guayas -administradora del escenario- y la de Emelec, que hace algunos meses parecían empantanarse, finalmente llegaron a un feliz acuerdo para todas las partes y desde hoy el Coloso de la avenida de las Américas volverá a abrir sus puertas para recibir fútbol de primera categoría.

Con capacidad para 42.900 espectadores, el estadio Modelo está estratégicamente ubicado. Se puede acceder a él por diversas vías. 300 parqueos han sido habilitados en el sector de la avenida de las Américas y otros 200 serán abiertos por el lado de la calle Delta, en caso de ser necesario.

La cancha, permanentemente cuestionada por el mal estado que presenta luego de los conciertos que en el lugar se realizaron, ha sido readecuada. Ayer, un equipo de Diario EXPRESO pudo comprobar que ha sido nivelada y, aunque el césped lucía un poco alto, un vocero de Fedeguayas afirmó que sería cortada en las horas previas a la programación, a la medida que lo requiera el cuerpo técnico azul.

Las zonas que se encontraban maltratadas fueron resembradas y son fáciles de detectar, por su coloración.

“Habrá una hora de descanso entre cada encuentro. Contamos con un buen sistema de drenaje, pero si llueve ese tiempo nos permitirá darle el mantenimiento necesario a la cancha para que los equipos puedan desarrollar lo mejor de su fútbol”, dijo el funcionario.

Ayer, un grupo de albañiles se encargaba de impermeabilizar los asientos y el techo de la tribuna, para impedir que las lluvias deterioren las instalaciones. Vale recordar que abajo de las graderías funcionan diversas asociaciones afiliadas a la matriz del deporte provincial.

Aún hay tareas pendientes, pero existe el compromiso de seguir trabajando para que el Modelo se mantenga en la vitrina del fútbol nacional, al menos hasta que el George Capwell vuelva a abrir sus puertas.

A LA CARTA