domingo, 04 diciembre 2016
15:21
h. Última Actualización

Kaviedes estuvo 12 días internado “en contra de su voluntad” en una clínica de rehabilitación

18 oct 2016 / 00:02

Quevedo. “Arbitrariamente y sin su consentimiento”, Iván Kaviedes estuvo 12 días ingresado en una clínica de rehabilitación, ubicada en la parroquia La Esperanza, del cantón Quevedo, Los Ríos.

Edder Fuertes, futbolista de El Nacional y amigo del ‘Nine’ Kaviedes, aparece -según consta en el parte policial- como contratante de “la atención psicoterapéutica” para el exgoleador de la selección ecuatoriana y el director del centro.

El documento indica que Kaviedes -autor del gol contra Uruguay (1-1) que clasificó al país por su primera Copa del Mundo, el 7 de noviembre de 2001- recibiría tratamiento “para su recuperación tendiente al consumo de sustancias psicoactivas”.

Al parecer, Fuertes, con quien Kaviedes disfrutó de las fiestas de Valencia, lo ‘entregó’ a la clínica de rehabilitación el pasado 3 de octubre en este cantón riosense. El ‘Nine’ llegó con su escuela de fútbol IK9, el pasado 29 de septiembre, a Valencia para participar de un partido invitado por el Municipio local como parte de los festejos del patrono San Francisco de Asís.

El último día de las fiestas -el 3 de este mes- el exjugador de Emelec y Barcelona fue inmovilizado “por tres sujetos que se habían bajado de un vehículo para trasladarlo sin su consentimiento” hasta la clínica de rehabilitación, detalla el informe de la Policía.

Marlene Elvira Llorenti Méndez, de 68 años, y tía del ‘Nine’, denunció su desaparición y alertó a las autoridades que el exfutbolista se encontraba “en contra de su voluntad” en una clínica de La Esperanza. Ante la presencia del fiscal Marco Arias Desiderio y de los agentes, el director administrativo del centro admitió que Kaviedes se encontraba en ese lugar desde el 3 de octubre pasado, pero lo justificó presentando el “contrato” de tratamiento para Kaviedes con Edder Fuertes.

El ‘Nine’ le manifestó al fiscal que se encontraba “sin su consentimiento” en dicho lugar, además, supuestamente “le habían privado de su libertad, negándole todo tipo de comunicación con sus familiares”. El fiscal dispuso el retiro de Kaviedes de la clínica y fue entregado a su tía. YG

A LA CARTA