jueves, 19 enero 2017
09:32
h. Última Actualización

Mayores ingresos, menor nivel

El Mundial del 2026 tendrá 48 selecciones. La FIFA busca generar más dinero, pero esto incidirá en la calidad futbolística.

11 ene 2017 / 00:00

Más selecciones, más partidos, más entradas a la venta, más transmisiones por televisión, más publicidad, etc. Todo aquello se traduce en un incremento de ingresos económicos para la FIFA. Esto es algo que Gianni Infantino, presidente del ente regidor del fútbol mundial, no esconde como una de sus principales motivaciones para celebrar un Mundial de fútbol con 48 combinados.

La postura, que ayer fue aceptada por el Consejo de la organización con voto unánimemente, será aplicada a partir de la gesta ecuménica del 2026.

Sin embargo, la inquietud inmediata es lo que va a suceder con el nivel de un torneo que empezó jugándose con 13 selecciones allá en 1930, cuando Uruguay fue sede.

Gustavo Quinteros, entrenador de la selección ecuatoriana y que formó parte del combinado boliviano en Estados Unidos 1994, dijo a EXPRESO que avizora un “menor nivel” en el torneo, además que complicará a la preparación para el mismo.

Con la idea de FIFA, no es descabellado pensar que en el 2026 un partido sea entre Etiopía y Omán, algo que con el actual sistema sería complejo. Incluso se estaría menospreciando el espíritu de las eliminatorias para llegar a un Mundial que siempre ha sido que clasifiquen los mejores. En tiempo y espacio sería trasladar la eliminatoria al país sede.

Por su parte, Álex de la Torre, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), es del criterio que se va a “desnaturalizar” la competencia en un mundial. Pese a ello reconoció que “sería importante porque la Conmebol tendría más cupos”. Cabe recalcar que aún no está definido el sistema de repartición de boletos por continente, todo responde a tendencias.

Uno de los pasos que daría la FIFA para implementar el Mundial de 48 equipos es la fusión de las eliminatorias de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) con la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf), algo inédito, pero que sería una de las herramientas de la organización para canalizar la distribución de países clasificados.

Lo que sí dejó saber De la Torre es que a nivel de la FEF no se recibió ninguna consulta de la FIFA sobre el aumento de selecciones para los mundiales.

José Francisco Cevallos, actual presidente de Barcelona y exseleccionado nacional en el Mundial Japón Corea 2002, ve con buenos ojos el incremento de países en los mundiales porque generará más interés en el planeta, mientras que Juan Carlos Burbano, quien fue su compañero en aquella gesta ecuménica, prefiere dejar abierto un compás de espera hasta conocer cómo será exactamente la repartición de cupos para el campeonato.

Reacciones

El debate está en el planeta

Unos a favor, otros en contra. La UEFA, las federaciones mexicanas, costarricense, entre otras, mostraron su beneplácito por el aumento de equipos en los mundiales, mientras que la Asociación de Clubes Europeos transmitió su oposición, pues considera “cuestionable la urgencia en tomar una decisión tan relevante, a falta de nueve años para que sea aplicable”, esto tras las declaraciones del titular de FIFA, Gianni Infantino (foto), que sostiene: “el nuevo formato con 48 equipos ayudará a desarrollar el fútbol”.

Los expertos

Menos tiempo

Gustavo Quinteros, técnico de la Tri

Considero que habrá menos nivel y más partidos, así mismo será menor el tiempo durante el año para entrenar y prepararse, directo a jugar. Más partidos en copas o mundiales influye en la preparación.

Más ingresos

José Francisco Cevallos, mundialista

Es una decisión pensada y muy analizada por la gente de la FIFA y que va en beneficio de que haya más partidos, más participación de los países, más ingreso, considero que es algo importante para el desarrollo futbolístico.

Un análisis

Juan Carlos Burbano, mundialista

Habría que analizar qué continentes tendrían más cupos, si van equipos de buen nivel tal vez se vean partidos más atractivos, pero si las selecciones que completarán en número son de bajo nivel, entonces el Mundial quedaría debiendo.

Sin la esencia

Álex de la Torre, vicepresidente de la FEF

Leí que el interés del presidente Infantino era con miras solo económicas, pues al aumentar el número de equipos le significa un aumento de $ 2.000 o 3.000 millones, pero creo que se va desnaturalizando la esencia del fútbol.

TAGS:

A LA CARTA