miércoles, 07 diciembre 2016
07:35
h. Última Actualización

DPWorld le apuesta a un desarrollo portuario global

El gerente del puerto de Posorja habla sobre las opciones para traer carga a Guayaquil. El ferrocarril y las barcazas entre las opciones para mover carga

19 oct 2016 / 00:02

El rompecabezas del puerto de aguas profundas de Posorja se está armando: DPWorld ya tiene un gerente general, Jorge Velásquez; se ha sociabilizado el proyecto de gestión ambiental entre las comunidades; y hay movimiento de tierra en donde estará la nueva vía terrestre.

Velásquez da algunos detalles luego de que Diario EXPRESO conociera la posibilidad de usar barcazas en la ruta a Guayaquil una vez que esté construido y operativo el puerto de Posorja, que busca mover 2,5 millones de contenedores anuales con una inversión de 1.200 millones de dólares.

- ¿Es cierto que DPW Posorja está pensando construir un muelle en Puerto Hondo para traer los contenedores en barcazas desde Posorja hasta Guayaquil?

No. Esto no es correcto.

- ¿Usa un sistema parecido -trasbordo- DPW en algún otro país?

-Si lo que quiere saber es si este sistema lo pensamos replicar en Ecuador, en este momento no tenemos un plan concreto. Sin embargo, nuestra misión de negocio es proveer soluciones eficientes e innovadoras al comercio internacional, y por eso no se debe descartar ningún tipo de proyecto que mejore la conectividad y competitividad de Posorja.

Según Velásquez, el trasbordo internacional es una actividad que se lleva a cabo en muchos puertos administrados por DP World a nivel mundial.

“Si se refiere a trasbordo de cabotaje (el tema mencionado antes), esto es parte de la conectividad que se busca para atraer carga al puerto de la manera más eficiente y económica según las circunstancias”.

Puede ser por carretera, pero también se da por ferrocarril, y efectivamente, en algunos casos por barcazas (en Canadá, DP World opera una barcaza ‘shuttle’ que conecta la terminal DP World de Vancouver con la terminal DP World de Nanaimo (36 millas náuticas de distancia), aclara.

“Nos parece bien el uso de barcazas, pues eso daría trabajo a los estibadores”, manifiesta Rodrigo Tumbaco, presidente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores Portuarios.

Estas barcazas, agrega el dirigente, funcionan bien en la hidrovía que va de Uruguay a Paraguay por el río La Plata.

Otros están escépticos. Las barcazas encarecen los costos, dicen, porque las líneas preferirán traer directamente sus buques a Contecon o a TPG. El ferrocarril parecería ser una mejor alternativa para enfilar hasta 300 contenedores. Y por vía terrestre sería extremadamente caro, salvo que los costos portuarios bajen sustancialmente.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA