miércoles, 07 diciembre 2016
14:40
h. Última Actualización

La demanda laboral y las ventas se ralentizaron

El comercio, la construcción y los servicios contratan menos. Enero contrajo las ganancias

29 feb 2016 / 00:53

Las empresas se ajustan desde ya ante una economía que no solo ha estado lenta, sino que ha retrocedido un par de trimestres seguidos.

Algunos almacenes de electrodomésticos o bancos, por ejemplo, han acomodado sus horarios. Sus clientes se encuentran conque la jornada diferida en las instituciones financieras donde tienen sus cuentas ha redisminuido en algunas agencias bancarias, según le respondieron a Alba Cobo, “por control de gastos”. Mientras que a Carlos Alvarado, le advirtieron que el televisor que cotizaba el viernes pasado, no se lo entregarían el fin de semana, porque ya la tienda no despacha esos días.

“Las empresas están mejorando sus niveles de eficiencia, revisando su estructura, especialmente sus gastos en una serie de servicios, como la electricidad o guardianía, que afectan los costos indirectos y que de minimizarlos, ayudarían a la competitividad que se necesita en esta coyuntura económica”, dice Andrés Mata, presidente de la Asociación de Almacenes de Electrodomésticos (Asadalec).

La joven de la tienda que le explicaba de esos cambios en los días de despacho a Alvarado estaba preocupada porque no había completado ni la mitad de la meta mensual: 22 mil dólares, por lo que intentaba convencerlo de la compra. Si no logra el umbral, solo devengará el sueldo básico, y perderá esos ingresos extras por comisiones que le vienen bien a su economía.

Lo mismo le sucede a aquellos ejecutivos dedicados a las ventas de carros, de publicidad o de viviendas. Pero ese grupo, mientras tenga un puesto de trabajo, corre mejor suerte que los que aún no lo encuentran, pues la demanda laboral se volvió a contraer. Según el Banco Central, tanto en el sector comercial, de servicios y de la construcción se redujo entre 1,1 % y un veloz 6,3 % en enero pasado respecto a diciembre.

Es que el valor de las ventas, al menos en el sector comercial, retrocedió el 16,4 % en relación a diciembre. Y “el volumen de construcción” cayó en un 9 %”. Claro que siempre enero es más sosegado en relación a diciembre, movido por las fiestas de fin de año, donde las ventas se disparan.

Los servicios también contaron de sus cifras desalentadoras. Sus ventas cayeron en un 10,6 %. La buena noticia es que las expectativas de ventas o volúmenes de producción mejoraron para febrero en tres de las cuatro actividades económicas evaluadas (comercio, servicios e incluso, construcción).

Es que, al menos las empresas de servicios, como las de TV por cable o telecomunicaciones, buscan anclar a sus clientes con promociones o descuentos. Si alguno acude a cancelar sus servicios, algunas de ellas les proponen mensualidades más baratas. Y a veces les resulta. Todo, por atajar la caída de las ventas.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA