domingo, 04 diciembre 2016
14:01
h. Última Actualización

La población ecuatoriana ya adaptó su bolsillo a un petróleo de 40 dólares

Es la perspectiva 2017 dada ayer en Guayaquil por expertos de Ferrere

18 oct 2016 / 00:02

“Lo que falta es que el Gobierno se adapte a los nuevos ingresos que hay por las exportaciones del petróleo. El Estado todavía tiene altos gastos, en relación al dinero que tiene. Mientras que la población ya adaptó su bolsillo a un petróleo de 40 dólares”. Así dijo Santiago Caviedes, socio Humboldt Management de Ferrere, una firma que presentó ayer en el hotel Sheraton de Guayaquil el tema Precios de Transferencias y Perspectivas Económicas 2017.

En la parte de precios de transferencias se explicaron fórmulas para poder hacer los cálculos de los impuestos que tienen que pagar las multinacionales en los diferentes países.

Pero el plato fuerte fue el saber las proyecciones del próximo año. Se estima una cifra más optimista, un crecimiento de un 0,5 %, basado en que la banca está estable, ha aumentado los depósitos y se ha vuelto a dar créditos en cifras importantes.

Para Caviedes, la economía del país ya aterrizó, el problema ahora es encontrar los mecanismos para volver a volar, “y sobre todo al ritmo que se logró con un precio del crudo a más de 100 dólares”.

Estima que el barril del petróleo estará el próximo año entre 45 y 50 dólares. En promedio son diez dólares más, que darán un respiro.

Advirtió que lo importante es que con ese dinero se adelanten los pagos de las deudas.

Destacó que la forma que tiene el Gobierno para ahorrar es que el sector privado asuma parte de las inversiones que tiene que hacer en obras, de los $ 8.000 millones destinados para obras, que la empresa privada invierta 3.000 millones en dos años. Indicó que el comercio externo se dinamizará con el retiro de los cupos a los carros y en la medida de que se retiren las sobretasas. “Aunque la inflación se mantendrá baja, la economía estará estable”, dijo. LZA

A LA CARTA