jueves, 19 enero 2017
08:39
h. Última Actualización

La recesión económica no fue impedimento para viajar

Los ingresos de las agencias de viaje suben un 30 %. La demanda aumenta los primeros meses del año. Panamá y Estados Unidos son los destinos preferidos.

12 ene 2017 / 00:00

Ana Saltos saldrá de viaje en cuatro meses, y ya empezó a cotizar precios de boletos aéreos en diversas agencias. Su destino: Miami y Nueva York, Estados Unidos. El precio aproximado, 1.500 dólares, que incluye pasajes, hospedaje y alimentación. Busca la mejor oferta.

También Stefanía Rojas realiza cotizaciones y elige diversos destinos turísticos para aprovechar los feriados nacionales. En total son cuatro viajes los que realizará. “Tengo las facilidades de poderme ir, y jamás lo he considerado un desperdicio de dinero”, asegura.

Ellas son parte de las estadísticas, de los 1,5 millones de ecuatorianos que salieron del país en 2016, esto es, 150 mil turistas más que en 2015.

Julián Franco, gerente propietario de la agencia Deluxe Travel, confirma que a pesar de la crisis de ingresos la gente sale más.

Franco asegura que los viajes internacionales han incrementado en un 30 % desde su agencia, y agrega que la compra y venta de paquetes sube aún.

“Las personas viajan por necesidad. Por ejemplo, los que tienen residencias en otros países o los que deben mantener un trabajo. Otros viajan porque ahorran para darse ese gusto”.

El experto añade que los pasajes aéreos bajan constantemente su costo, lo cual permite que muchos tengan oportunidades de conocer destinos como el Caribe.

“Panamá fue uno de los países más cotizados, porque tenía un precio asequible para el turista. Los paquetes costaban 540 dólares. Nosotros recomendábamos que adquieran los paquetes (hospedaje y tour), que a pesar de que tenían un pequeño costo adicional les daban más beneficios”, argumenta.

Veruska Ronquillo, gerente general de la agencia Amazing Tour, ubicado en la Galería Millenium del World Trade Center, afirma que cada vez son más los ecuatorianos que salen por primera vez del país, formando paulatinamente una rutina turística, y agrega que la rentabilidad de las agencias crece los primeros meses del año por las vacaciones escolares.

“Desde enero hasta abril tenemos nuestro top, debido a que los padres planifican sus viajes con sus hijos. El año pasado se detuvo el gasto por el terremoto en el país, sin embargo, ya en octubre volvió a subir la demanda y los principales destinos fueron Estados Unidos, México y Panamá”.

Muchos viajaron para hacer compras, debido a que la ropa nacional y otros artículos tenían un precio elevado.

No obstante, la regla tiene su excepción. A Natalia Cabrera, de la agencia de viajes Viandante, el año pasado le bajaron sus ingresos en un 10 %.

“La situación económica que vivió el país hizo que muchos se detengan a la hora de comprar, por los tributos y nuevos gastos. Sin embargo, nos hemos mantenido estables por nuestros clientes frecuentes y este año promete ser mejor por nuevas rutas y aerolíneas que están saliendo desde Guayaquil”.

Voces

Ana Saltos, compradora de boletos aéreos

“Viajo con una amiga a Estados Unidos, dos veces al año. A Miami de compras y a Nueva York por turismo. Este gasto lo realizo todos los años desde que obtuve mi visa americana”.

Julian Franco, gerente general de Deluxe Travel

“El 2016 fue un buen año para viajar debido a que los boletos aéreos bajaron de precio por la crisis económica. La demanda aumentó, en especial para Panamá y Estados Unidos”.

Veruska Ronquillo, gerente general de Amazing Tour

“En el país se está construyendo una cultura para realizar turismo internacional. Los primeros meses del año son los mejores debido a las vacaciones estudiantiles”.

Aún hay temor en la compra de boletos online

Para las agencias de viaje, aún las páginas de venta online no son un problema. El motivo, “los ecuatorianos tienen temor a la hora de hacer compras online y prefieren realizar una transacción que les dé seguridad”, argumenta Julian Prado, de Deluxe Travel. Otra de las razones es la cantidad de nuevas personas que acceden a un viaje. “Los nuevos viajeros les gusta que le den un asesoramiento adecuado, por eso buscan profesionales en este sentido”, afirma Natalia Cabrera de Viandante.

A LA CARTA