jueves, 08 diciembre 2016
23:36
h. Última Actualización

Estudio fijará las áreas vulnerables de la ciudad

El Municipio busca mitigar el impacto del cambio climático El análisis estará en ocho meses e incluirá medidas de adaptación

26 feb 2016 / 23:46

Mitigación y adaptación frente al cambio climático. Ese es el plan que se fija la ciudad. Y para desarrollarlo se debe conocer primero cuáles son las vulnerabilidades que tiene.

Por ello, se presentó ayer el proyecto ‘Diagnóstico y proyección de vulnerabilidades frente al cambio y la variabilidad climática en Guayaquil’, un estudio que será financiado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y en el cual el Municipio tendrá un rol activo a través de las direcciones de Ambiente y de Gestión de Riesgos y Cooperación.

El proyecto pretende identificar medidas de adaptación frente al cambio climático, con base en un análisis de vulnerabilidad que contenga las dimensiones ambiental, económica y social, explicó el director de Ambiente del Cabildo, Bolívar Coloma. “Se busca dar un punto de partida técnico, tecnológico y social al tema. Este es el punto de partida para el desarrollo de planes de acción a futuro”, expresó.

Para ello el estudio se desarrollará en tres etapas: realización de un análisis de vulnerabilidad identificando las áreas y aspectos prioritarios de intervención; identificación y determinación de medidas de adaptación para la ciudad en las áreas y aspectos clave seleccionados y la validación de los resultados obtenidos con expertos en esta temática.

El análisis estará a cargo de I Care Environnement, una firma francesa, consultora especializada en sostenibilidad y cambio climático, que realizó el diseño de un índice de vulnerabilidad al cambio climático para los 853 municipios en el estado de Minas Gerais en Brasil, indicó en un vídeo Maribel Hernández, coordinadora del proyecto.

Por su parte, Coloma resaltó la importancia de este trabajo en Guayaquil, la cual al ser una ciudad ubicada geográficamente en condiciones de vulnerabilidad (que van a ser definidas justamente con este proyecto), puede verse afectada por estos procesos de cambio y variabilidad climática.

Aspectos como inundaciones, incendios forestales y asentamientos son los que se busca identificar con este análisis que tendrá una duración de ocho meses, dijo Coloma, “y sobre los cuales se va a desarrollar el proyecto bajo las ópticas del enfoque ambiental, económico, social, de riesgo, tendiente a aumentar la resiliencia de la ciudad”.

Después de los ocho meses, el Municipio contará con la información: identificación de zonas y de actores sociales más vulnerables, con lo cual se generará una propuesta a futuro.

“El estudio va a permitir definir eso. Se quiere desarrollar un trabajo planificado, y para planificar hay que hacer una evaluación. Esta es la evaluación, que luego arrojará un plan de trabajo en el cual tenemos que incorporar, cada dirección municipal a su planificación anual, las actividades y acciones pertinentes”.

Bernardo Requena, representante en Ecuador del CAF, dijo que el hecho de realizar un estudio con el cual poder establecer un plan a futuro es importante para que Guayaquil se prepare para los embates del cambio climático, por la situación geográfica en la que está.

“Por el tema de inundaciones no es inmune (...) Definitivamente es importante contar con un índice de vulnerabilidad para saber dónde estamos y luego preparar los planes y proyectos para generar una mayor resiliencia a esta situación”.

A LA CARTA