viernes, 24 junio 2016
23:36
h. Última Actualización

La universidad porteña recategoriza a maestros

Beneficia a quienes han obtenido posgrados o han publicado Subir implica un alza salarial Hay reparos de los antiguos

09 mar 2016 / 00:01

Ubicarse en una escala o categoría superior, que corresponda con su perfil académico actual, y con ello a la vez aumentar sus remuneraciones, parece una invitación oportuna y atractiva para los profesores titulares de la Universidad de Guayaquil.

Al menos, así presentan las autoridades de la Universidad de Guayaquil al proceso de recategorización de docentes que han puesto en marcha.

Es un proceso en el cual se aplican las disposiciones transitorias del Reglamento de carrera y escalafón docente que aprobó el Consejo de Educación Superior (CES), explica Lobelia Cisneros, interventora del área académica.

Ofrece la oportunidad para los docentes con algunos años de labores como titulares en la institución, “de dar saltos cuantitativamente y cualitativamente”, cumpliendo ciertos requerimientos de la normativa.

Por ejemplo, según Cisneros, si un profesor titular auxiliar cuenta con una maestría, que es un requisito básico, tiene dos o más publicaciones de obras de relevancia, podría pasar de ser auxiliar a ser auxiliar agregado 1, 2 o 3, que son niveles superiores en el escalafón.

“Es decir, estamos reconociendo su esfuerzo durante todo este tiempo, su experiencia. Porque mejoran su estatus en el proceso y les permite subir su sueldo, sobre la base de sus méritos. Pueden pasar a ganar del nivel más básico a un escalafón de 3.300 o 3.800 dependiendo de lo que hayan logrado en su vida académica”, acotó.

Como parte de ello, está vigente el sistema de evaluación integral del docente, establecido en el reglamento, donde los estudiantes califican a sus maestros cada semestre.

Estos resultados además permiten a los docentes ingresar a capacitaciones y programas de becas, como lo establece el artículo 70 de la citada normativa. Este se refiere al perfeccionamiento académico, mediante becas, ayudas económicas, licencias, permisos, comisiones de servicio y otros.

Un objetivo colateral es mejorar los indicadores de la propia universidad, que aspira a acreditarse y subir de categoría: estos incentivos han logrado que pasen del 30 % al 70 % los profesores titulares con formación de cuarto nivel o posgrado.

Sin embargo, hay grupos de profesores que han manifestado reparos y dudas sobre la evaluación y recategorización; y así lo han transmitido al Consejo Universitario -el máximo organismo de la institución-, a través de sus dirigentes gremiales y representantes. Otros, por el contrario, manifiestan su conformidad y apoyo al sistema y sus objetivos. (Ver opiniones)

Pese a esas dudas -o debido a ellas- 66 docentes han iniciado o culminado la recategorización desde que fue convocada, aunque pasan de mil quienes tienen la oportunidad de acceder y obtener un alza salarial.

A LA CARTA