viernes, 24 febrero 2017
11:08
h. Última Actualización

Solidaridad, la asignatura que entusiasma a los colegiales

Los estudiantes entregan alimentos, juguetes y regalos a quienes más lo necesitan. Se organizan durante tres meses para conseguir donaciones.

20 dic 2016 / 00:00

Se disfrazan de papanoeles, se pintan las caras y se convierten en payasos, cantantes, animadores y bailarines, para agasajar a menores de escasos recursos. Muchos de los festejados asisten a escuelas populares y rurales, se encuentran hospitalizados o viven en albergues.

Los benefactores son niños y jóvenes estudiantes de diferentes colegios particulares de la ciudad quienes, durante la época de Navidad y sin descuidar sus actividades académicas, ponen en práctica la solidaridad, una actividad que no está contemplada en ninguna asignatura, pero que habita en el corazón y en los valores que cada uno de ellos predican.

Desde octubre empieza la planificación decembrina. Hacen contactos con instituciones públicas o privadas para que les donen juguetes, caramelos y otros objetos que puedan servir de regalo para los niños pobres.

También se organizan en grupos para, en los momentos de recreos o días libres, preparar varias actividades que les permitan obtener los recursos y materiales suficientes para que el agasajo navideño beneficie a más menores.

Tito Hidalgo, estudiante del Colegio Politécnico (Copol), cuenta que le tocó ir de paralelo en paralelo para dar a conocer a sus compañeros la campaña solidaria que beneficiará a los niños de la escuela San Ignacio de Loyola, ubicada en el noroeste de la ciudad.

“El jueves entregaremos juguetes, refrigerio y alimentos no perecibles. Pero sobre todo, llevaremos alegría, felicidad, diversión y amor para todos”, refiere el estudiante de 16 años.

Para María Paz Hidalgo, alumna de tercero de bachillerato, señala que las acciones que realiza junto a sus compañeros le han enseñado a ser más caritativa con el prójimo.

Pero los estudiantes no son los únicos que trabajan en estas tareas, también lo hacen los padres de familia y profesores.

Álex Vega, maestro de música del colegio Americano, dejó a un lado el piano, la flauta, el tambor y la guitarra que utiliza en su hora de clase para disfrazarse de payasito y animar la fiesta navideña que el plantel ofreció ayer a 40 niños de la Fundación Junto con los Niños (Juconi).

Lo acompañó Valeria Ortega, maestra sustituta, quien vistió un atuendo de muñeca para ayudar a repartir regalos y fundas de alimentos y ropa a los niños de la fundación.

La jornada fue organizada por la sección General Básica, dirigida por Silvia Córdova, quien destacó la colaboración de los padres de familia y de los estudiantes que se disfrazaron de gatitos, quienes además ofrecieron un show artístico que involucró coros de villancicos, baile, coreografía y actividades lúdicas.

Los estudiantes de la Unidad Educativa Bilingüe Steiner Internacional ofrecieron un desayuno a 107 niños de la escuela fiscal Marianita Rodas de Prieto, ubicada en la comuna de Puerto Hondo.

En cambio, mañana, los estudiantes del colegio José Domingo de Santistevan agasajarán a 800 niños de Solca, Monte Sinaí, Policía, Fundación Sin Fronteras y parroquia Madres de la Dolorosa.

Varias jornadas de generosidad

Preparativos

Alumnos de Copol organizan los juguetes que entregarán el jueves en la Unidad Educativa San Ignacio de Loyola. El sábado pasado repartieron regalos y canastas a los niños de la Unidad Educativa Puerto Hondo.

Compartir

Alumnos del Liceo Panamericano llevaron regalos y diversión a la Casa del Hombre Doliente. Mañana entregarán juguetes a niños de varios recintos del cantón Samborondón.

A LA CARTA