sábado, 10 diciembre 2016
09:55
h. Última Actualización

Los despidos, el punto más triste de la crisis de ingresos

Decrece la demanda de empleo en empresas - Ceses van del 7 % al 30 %, según consultoras - 1,7 millones de personas quedaron sin trabajo en la región

06 ene 2016 / 00:32

El pasado 18 de diciembre, Julio Pincay y 60 compañeros suyos, todos obreros de la construcción, fueron liquidados de sus trabajos. Su empleador, una compañía constructora guayaquileña, se vio obligado a suspender la ejecución de dos obras inmobiliarias en la vía a Samborondón, por falta de financiamiento.

La sorpresiva notificación sobre su separación causó pesadumbre en estos trabajadores, que esperaban pasar con sus familias los feriados de fin de año sin apuros económicos.

Pero no se trata de un caso aislado. La actividad, que ocupa a medio millón de personas a escala nacional, registra despidos que fluctúan entre el 30 % y 60 %, según reportes de la Cámara de la Industria de la Construcción.

Dos consultoras especializadas dan cuenta de la situación laboral que experimentan otros sectores productivos en el país, con una realidad similar.

La firma Deloitte menciona que el porcentaje de rotación y despidos laborales en las empresas está entre el 8,2 % y el 27,6 %, en un análisis efectuado sobre el impacto de la situación económica en el mercado salarial y laboral.

Los datos, actualizados a noviembre de 2015, se basan en una encuesta a 166 empresas multinacionales y 205 nacionales que pertenecen a los sectores de servicios, industrial y comercial.

Para la consultora AMS Andean Ecuador, las desvinculaciones en las empresas estuvieron entre el 7,5 % y el 30,7 % en el primer semestre de 2015.

La información, que es parte de un estudio en materia laboral, fue obtenida de 75 empresas que operan en el país.

EXPRESO no pudo conseguir información oficial sobre este tema. El Ministerio del Trabajo no dio respuesta a un pedido sobre las desvinculaciones laborales, efectuada el pasado 23 de diciembre, a través de la dirección de Comunicación de esa entidad.

El Banco Central del Ecuador (BCE) pone en evidencia una caída de la demanda laboral en los sectores de industria (0,1%), comercio (0,2 %), construcción (6,6 %) y servicios (0,7 %). El Estudio Mensual de Opinión Empresarial (EMOE) ofrece cifras de noviembre de 2015, confrontadas con las del mes que le antecedió (ver infografía).

El panorama es de intranquilidad para los gremios productivos. Tres de sus dirigentes hablaron con EXPRESO sobre el impacto del empleo en sus sectores.

A decir de Enrique Pita, presidente de la Cámara de la Construcción de Guayaquil, unas 60.000 personas inmersas en la actividad en el país perdieron su trabajo en 2015.

Las expectativas para el 2016 son malas, pronostica. “No vemos que exista el ambiente apropiado para desarrollar proyectos. La economía está enferma y no se puede resolver el problema del sector de la construcción al margen de lo que le pasa a comerciantes e industriales, porque todos estamos vinculados en esto”.

Aunque dice no disponer de cifras, Francisco Alarcón, titular de la Cámara de Industrias de Guayaquil, cita sectores que están muy debilitados, como el de los materiales de construcción y el de las que producen para compañías de servicios.

“Las empresas del sector ratifican que sus presupuestos para el 2016 no contemplan un crecimiento. Algunas aspiran mantenerse, otras ven una disminución en sus ventas. Todos están buscando pasar a una posición más que todo defensiva”, expone.

Como el peor de los últimos diez años para la actividad, califica al 2015 la Cámara de Comercio de Guayaquil. Aunque dice, considera aún prematuro entregar un dato cierto sobre las plazas de trabajo perdidas.

Lo que sí deja en claro es que desde el pasado junio los ajustes laborales en el sector se registran en mayor número.

Hay empresas que han tenido caída de sus ventas entre el 5 % y el 40 %, en comparación al 2014, revela. Antes, no estaban renovando al personal que se iba; ahora dicen que están separando empleados.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA