lunes, 05 diciembre 2016
00:41
h. Última Actualización

“¿Por qué los legisladores no acometen tareas que les compete y reclama el país?”

01 dic 2016 / 00:00

    Resulta risible, si no causara pena, el empeño de los asambleístas ecuatorianos en normar los días de descanso laborales llamados “feriados”.

    ¿Cómo se les ocurre –a pretexto de ayudar a las provincias afectadas por el terremoto del 16 de abril- incrementar el número de días de ocio? Lo que necesita el país es más trabajo, debido a la crítica situación económica que se atraviesa.

    Además que empujar a lunes o viernes celebraciones cívicas, como el 10 de agosto, 9 de octubre, 24 de mayo, conmemorativas de hechos históricos de eterna trascendencia; o Navidad, Viernes Santo y alguna otra, sagradas para la inmensa mayoría cristiana del pueblo ecuatoriano, son ideas ridículas y atentatorias al civismo, a la religión, al sentido común.

    ¿Por qué los legisladores no acometen las tareas que les compete y reclama el país, como la derogatoria de tantas leyes inútiles y coercitivas que existen, la de comunicación, por ejemplo; la creación de otras que incentiven la inversión y mejoren el empleo, prácticamente inexistente en estos tiempos; la fiscalización de tanto latrocinio solapado que nos agobia? O el estudio de su propia ley de funcionamiento, a ver si con ello se enmarca en lo que deben hacer; es decir, buscar mejor futuro para nuestro país.

    Teófilo Villón Barros

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA