domingo, 04 diciembre 2016
12:43
h. Última Actualización

¡Cuidado! El que escruta elige

18 oct 2016 / 00:02

    Hoy se convocan, oficialmente, las próximas elecciones. Recalco lo de “oficialmente”, dado que algunas de las actividades propias de una campaña electoral vienen siendo visibles desde antes de dicha convocatoria. Destaco “algunas”, puesto que otras, a mi entender sustantivas, salvo excepciones, están descuidadas. (Lo de “salvo excepciones” es un viejo truco para hacer que todos se sientan incluidos en esa excepcionalidad).

    En lo de fondo, dejando de lado lo puntilloso, que no es el estilo cultivado en estos cañonazos que prefieren disparar directo y al bulto, yo que sostengo que los pueblos se libran de las dictaduras echándolas del poder, ahora que casi todos los ecuatorianos han decidido entrar a celebrar la “fiesta electoral”, me permito, desde afuera, hacer notar que es sabia la expresión con que titulo.

    En efecto, como se sabe y se acepta, los antes denominados tribunales electorales estaban integrados por representantes de los partidos políticos. Ahora no pero, los dirigentes políticos dicen haber tomado las previsiones del caso para evitar actividades fraudulentas durante el conteo de los votos y por ello han instruido a sus delegados de mesa en mantener los ojos bien abiertos. ¡Me alegro pero no basta! A un conocedor de estos asuntos, un sabio en materia electoral diríamos, ciudadano de un país que no se caracteriza precisamente por la pureza de sus comicios, le escuché decir que el fraude no se comete el día de los sufragios, se realiza desde antes, manipulando los padrones, por ejemplo.

    ¿Y que hay al respecto? Múltiples denuncias que bien se haría en tomar en cuenta. Conste que esto que escribo no tiene intención de alarmar, solo de alertar y por eso el lenguaje es cuidadoso. Las autoridades electorales se suelen poner sensibles en estos días. Sin embargo, entre lo denunciado por Gilmar Gutiérrez y lo señalado por Néstor Marroquín, hay terreno para dudas no aclaradas. Una manipulación de los padrones podría ser el secreto que permite que algunos ganen siempre, y con amplio margen, sus repetidas elecciones. Cuidado no es “buen gobierno” sino fraude. Ojo.

    huertaf@granasa.com.ec

    TAGS:

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA