martes, 17 enero 2017
23:49
h. Última Actualización

Casa de piedra

Materiales tradicionales y acentos modernos forman un hogar ecléctico en Cuenca.

12 sep 2016 / 10:36

Así se conoce a este proyecto ubicado en la ladera baja de Turi, un mirador natural de la ciudad de Cuenca, Ecuador, donde se encontraban algunos muros de piedra de una construcción destruida y abandonada. Muros que fueron levantados este año por el arquitecto Paúl Vázquez Espinoza, junto a INAI Arquitectura, su estudio de arquitectura, diseño de interiores, urbanismo y paisajismo. Es por esto que las piedras naturales fueron incluidas en el diseño, como parte formal y estructural del terreno.

El proyecto de 145 m contiene materiales tradicionales que brindan calidez, confort y se acoplan a las edificaciones de la zona. Como muros secos de piedra, madera vista con revestimiento de teja artesanal, adobe (masa de barro) preparado en bloques y empañetado, los dos últimos para revestimiento de paredes. Además de otros materiales tendencia como las baldosas hidráulicas (en el suelo), puertas de madera natural con remaches (clavos) de hierro, y cómo no mencionar las piezas decorativas del mobiliario, que las seleccionaron minuciosamente para enfatizar el es lo ecléctico entre lo tradicional y lo contemporáneo. Junto a los grandes lienzos acristalados que predominan en la fachada frontal del domicilio.

La vivienda está distribuida en dos plantas y una terraza. Contiene los espacios básicos y funcionales para un hogar unifamiliar pequeño. Con una distribución simple: el acceso principal está en la planta alta y se puede llegar allí subiendo una escalinata de rocas, que muestra exteriormente los dos niveles. Antes de ingresar se encuentra una terraza apergolada para disfrutar de la vista y, junto a ella, la puerta de madera nos lleva a un vestíbulo que comunica con los dormitorios en el mismo nivel. Y la escalera de vidrio para bajar al área social en el piso inferior.

La planta alta cuenta con dos habitaciones orientadas al norte, con pisos de madera, y un baño completo adyacente. La separación de los cuartos se da a través de un mueble clóset con dos frentes. Sin embargo, la vista a la ciudad no es el único atractivo de este sitio. Si se mira hacia arriba, se observa la artesanal construcción del techo y sus ensambles de madera.

A todos los espacios se accede a través de un hall de exhibición, que se ilumina y ventila a través de una gran ventana que da directamente a uno de los muros de piedra, que a primera vista parece poco atractivo, pero resulta totalmente entretenido ver el musgo entre las rocas; y en días lluviosos, las gotas que caen como una cascada filtrándose por la vegetación.

Abajo, la sala y el comedor comparten un solo ambiente. La zona dispone de un baño social y la cocina, todos los espacios comunicados a través de un pasillo que va paralelo a la fachada, y por lo tanto gozan de la espectacular panorámica de la ciudad de Cuenca a sus pies.

¿Dónde acudir?

INAI Arquitectura (FB: @inaiarquitectura).

Jag Studio (www.jagstudio.ec).

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA