martes, 17 enero 2017
18:20
h. Última Actualización

Vea más alla de la fecha de caducidad

El tiempo de expiración importa y no solo en los alimentos y en las medicinas. Pero no lo es todo.

20 dic 2016 / 00:00

¿Lee las etiquetas de los productos antes de comprarlos? Hágalo. Es posible que esa indigestión que lo agobia cada cierto tiempo sea causada por el mal almacenamiento de un alimento o de una medicina. O que esa recurrente irritación a la piel la provoque un cosmético contaminado. Hasta puede ser que ese problema respiratorio tenga su origen en un insecticida.

Y pasa por no leer las instrucciones de uso. No son pocos los que caen en el error. En la encuesta anual de consumo 2016, desarrollada en España, el 55 % de los consultados reconoció que no revisan las etiquetas o que lo hacen de vez en cuando. ¿Y en Ecuador? No hay registros sobre el tema, pero los especialistas coinciden en que ocurre algo similar.

Tenga claro que cada producto se maneja de forma distinta, incluso siendo el mismo en diferente envase. Por ejemplo, la conservación de una leche entera no es igual si está en funda, en una botella plástica o de vidrio o en tetrapak.

Luisa Mera, especialista en Medicina Interna, docente de la Universidad de Guayaquil y médica tratante del hospital Luis Vernaza, explica que uno de los riesgos, en el caso de los alimentos, son las infecciones gastrointestinales.

No se trata, como hacen muchas personas, de guiarse por el mal olor de la comida para saber si está buena. Puede ser que no lo perciba, pero que el producto esté contaminado por la inadecuada conservación.

Si hablamos de las medicinas, el peligro radica en que al estar expiradas o que hayan sufrido alguna alteración por mal almacenamiento, pueden ser tóxicas. Por eso, hay que saber si el fármaco que adquirimos debe conservarse sin exposición solar o en refrigeración.

¿Pero qué pasa con los insecticidas? También pueden causar toxicidad si se usan de una manera inadecuada. “Debe ser una buena costumbre leer la nota sobre los riesgos que ocasiona el mal manejo”.

Y aunque no lo crea, los cosméticos tienen sus cuidados.

Si cae en el error de ponerse un cosmético muy fuerte en zonas más sensibles de la piel como los párpados o las axilas, puede haber irritación u obstrucción, explica la dermatóloga Blanca Almeida, docente de la Universidad de Guayaquil y coordinadora de posgrado de Dermatología del hospital Teodoro Maldonado.

Tampoco utilice un cosmético abierto por más de seis meses. Y si el maquillaje le causó erupción o picazón, deséchelo.

El problema es que la gente desconoce que la falta de cultura de leer los etiquetados los puede enfermar, dice Eduardo Marriott, médico especializado en Gastroenterología y Hepatología. Muchos creen que se intoxicaron por un factor externo y no por esos errores que cometen en su día a día.

Para evitar esos males, EXPRESO les muestra cómo mantener los productos para que no pierdan su efectividad y para que no le causen un daño a su salud.

TAGS:

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA